MISION, VISION Y VALORES

MISION

El Hospital General de Niños Pedro de Elizalde es el hospital de niños más antiguo de todo el continente americano. En su recorrido histórico se ha ido adaptando a los avances de la ciencia y así pasó a ser en la actualidad el Hospital pediátrico más moderno de nuestro medio, preparado para dar respuesta a todo el amplio espectro de la patología pediátrica en el concierto de la red hospitalaria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Más aún, por su prestigio, trayectoria y ubicación geográfica ofrece asistencia a la demanda proveniente de toda el área metropolitana, de todo el país y aún de países limítrofes.

Nuestra capacidad de atención abarca en su totalidad las necesidades de salud del niño en su contexto familiar. Cubrimos desde prevención hasta trasplante cardíaco y desde emergencias a rehabilitación de pacientes crónicos. Para ello contamos con la infraestructura adecuada y el personal idóneo.

VISION

El hospital incorpora día a día los últimos adelantos para estar a la altura de las necesidades y demandas de la población. Al mismo tiempo, mantiene una intensa educación continua de sus profesionales para mantenerlos actualizados. Esta constante actualización y su completo compromiso con la población lo ha mantenido como un referente para el cuidado de la salud infantil durante más de dos siglos. Estos adelantos no sólo contemplan los relacionados estrictamente con la atención médica, sino que también incluyen aquellos destinados a mejorar el paso de los niños por nuestra institución.

Hemos puesto especial énfasis en un sistema de administración de turnos (incluso telefónico) que evite las esperas innecesarias. Tenemos la convicción que la tecnología puesta al servicio de nuestros pacientes mejorará su atención, como en el caso del sistema de historia clínica electrónica única, otra de las metas que nos hemos propuesto y sobre las que estamos trabajando.

Además, mientras sostenemos nuestro compromiso con el permanente mantenimiento preventivo y correctivo de todo el equipamiento instalado para garantizar su óptimo rendimiento, evaluamos mejorar la tecnología en la medida de los avances en diagnóstico y tratamiento.

VALORES

El signo distintivo de nuestro hospital es su compromiso con la población infantil que lo necesita, especialmente con los más vulnerables.

Esta premisa se construye con personal no sólo adecuadamente capacitado, sino capaz de responder a las necesidades de los niños y sus familias con calidez, empatía y humanizada atención.

Esta es la meta que desde 1779 sostuvo esta querida casa y la mantuvo como referente de la salud infantil.